PARA QUIEN2018-09-26T11:05:58+00:00

¿ Para quién ?

Personas con dolencias

Especialmente indicado en el tratamiento y prevención de:

  • Lumbalgias, cervicalgias y dorsalgias de origen postural o en las que la indicación sea el refuerzo muscular.

  • Personas que tienen dolores de rodilla, determinadas lesiones de hombro, artrosis, osteoporosis y dolores musculares.

  • Personas con patologías y problemas de salud, de tipo cardiovascular, diabetes u obesidad cuya indicación médica como tratamiento complementario es el ejercicio físico.

  • Mujeres embarazadas o que quieren recuperarse completamente en el post parto.

  • Para el tratamiento o la prevención de problemas relacionados con la edad, como la osteoporosis, la artrosis, la pérdida de fuerza y elasticidad y algunos problemas de coordinación y equilibrio.

Deportistas

Especialmente indicado:

  •   La práctica del  MÉTODO POSTURAL tiene un papel esencial en los deportistas porque mejora sus capacidades físicas: movilidad, fuerza, elasticidad y coordinación.

  •   Se obtiene una musculatura tonificada y elástica que estabiliza la columna ganando potencia, velocidad y control.

  • Proporciona un sistema neuromotriz equilibrado y funcionalmente adecuado. Evita las lesiones y sobrecargas y mejora el rendimiento deportivo.

Edad de crecimiento

Especialmente indicado:

  •   Mejora los acortamientos miofasciales asociados a picos de crecimiento.

  •   Mejora la disminución de la elasticidad provocada por los malos hábitos posturales.

  •   Ayuda de forma notable a prevenir, paliar y corregir patologías posturales propias de la edad: Escoliosis, rodillas en valgo, varo, etc…

Senior

Especialmente indicado :

  • Mejora la movilidad articular, la fuerza y la resistencia muscular.

  •   El equilibrio y las respuestas coordinadas

  • Especialmente indicado en cuadros de artrosis, osteoporosis y dolores musculares.

Hábitos sedentarios

Especialmente indicado:

  • Evitamos  sentir el deterioro del estado físico con el paso de los años.

  • Las clases están dirigidas por profesionales, que en cada momento nos marcan las pautas de trabajo adecuadas y nosotros solo hemos de seguirlas.

Trabajadores

Especialmente indicado:

  • Practicamos ejercicios que después nos permiten aplicar lo aprendido en nuestro trabajo.

  •   Nuestro cuerpo, con el tiempo, interioriza las posturas más adecuadas para cada actividad.

  •   Mejora nuestro tono muscular y disminuye el estrés.

  • Previene y palía las lesiones músculo – esqueléticas propias de una postura inadecuada en el trabajo durante muchas horas.