José Luis Castellano, testimonio de coraje

José Luis Castellano se decidió por Postural hace más de once años cuando pensaba, abatido, que su única solución pasaba por el quirófano. Vino a nuestro Centro aquejado de dolores lumbares que le afectaban en su día a día. Las molestias de espalda de José Luis suponían un verdadero problema de salud que le impedían llevar una vida normal. El temor al dolor invalidante o a la pérdida temporal de movilidad le obligaba a tomar constantes precauciones en sus actividades diarias y descartar aficiones deportivas y de ocio. Los médicos le comentaban la posibilidad de operarse, pero la descartó.

“Acudir a Postural fue todo un acierto”, nos explica. “Su método de trabajo me permitió recuperarme paulatinamente. Sentía, sesión tras sesión, que me encontraba mejor. Es muy importante sentir que mejoras y progresas desde el primer día porque te motiva a continuar. Así que no lo dejé en ningún momento. Cuando termino cada sesión, tras la ducha, me encuentro muy bien. Te sientes relajado y te invade una sensación de bienestar que perdura hasta la siguiente visita al Centro”.

José Luis también señala “que somos muchos los que venimos a Postural solo para resolver problemas de espada, pero la sensación de bienestar y tonificación es tan impresionante que continuamos. “A mí y a mis compañeros nos funciona y no ayuda mucho”, concluye.

A los profesionales de Postural nos enorgullece oír las palabras de personas como José Luis. Son el mejor premio; nada satisface tanto como ver que tus alumnos progresan y recuperan sus vidas sin dolor.

2018-11-22T10:22:13+00:00

About the Author: