La importancia de sentarse correctamente

La clave es tomar consciencia de la importancia de nuestra postura corporal.  Sobre todo, es reconocer su importancia para evitar lesiones o patologías. De hecho, muchas veces no somos conscientes de la postura que tomamos en nuestro día a día. ¿ Qué parte está más tensa habitualmente ? Si somos conscientes de nuestro cuerpo y de nuestras malas posturas, seremos capaces de mejorar y adoptar posturas correctas durante la jornada laboral. 

Una mala postura puede ocasionar problemas que van desde la fatiga visual, el dolor de cabeza, molestias en cuello, manos y hombros hasta el agravamiento de enfermedades como la ciática o lumbalgias. Para ello, os ofrecemos unos consejos prácticos para evitar los dolores y sentirte cómodo en el trabajo.

¿ Cómo sentarse correctamente ? 

Lo importante es, en primer lugar, sentarnos bien en la silla de trabajo. Sentarnos bien quiere decir no perder la curvatura lumbar de vista, colocar la altura de la silla ni muy alta ni muy baja para evitar la retroversión pélvica.

1.-  La silla ergonómica es la ideal, pero si no disponemos de ella, intenta que sea lo más acolchada y confortable posible. Adapta el respaldo para que coincida con la curvatura natural de la espalda.

2.- Las piernas, ligeramente abiertas con los rodillas dobladas, formando un ángulo de 90 º y la planta de los pies totalmente apoyados en el suelo.

3.- Haz descansos cada dos horas. Levántate, haz ejercicios para relajar las partes de tu cuerpo más tensas.

4.- Utiliza el ratón al nivel del codo y mantén los brazos relajados a la altura de los costados. Cuando muevas el ratón hazlo girando el brazo por el codo y no doblando la muñeca.  Intenta no cogerlo con demasiada fuerza.

5.- Procura colocar el teclado de forma que los hombros y brazos estén relajados,  con los codos ligeramente abiertos. Para que estés más cómodo cuando escribes , evita tener las manos o muñecas apoyadas y presiona las teclas con suavidad.