Claves para elegir el mejor Gimnasio en Castelldefels

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), se considera actividad física cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que exija gasto de energía.

Un nivel adecuado de actividad física regular en los adultos:

  • Reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, cáncer de mama y de colon, depresión y caídas.
  • Mejora la salud ósea y funcional.
  • Es un determinante clave del gasto energético, y es por tanto, fundamental para el equilibrio calórico y el control del peso.

No obstante, cabe preguntarse si todas las opciones que tenemos a nuestra disposición de ejercicio físico consiguen los mismos beneficios.

Es cierto que un estudio realizado por Soluna, especialistas en el cuidado del cuerpo y mente, ha revelado que el 40% de los adultos prefieren el yoga como actividad para reducir sus niveles de estrés. Pilates, también, está aumentando en popularidad.

La buena noticia es que no tienes que elegir entre los dos. Mucha gente practica Gimnasia Postural para ir directamente a dar solución a tus problemas o necesidades.

Yoga vs. Pilates

Joseph Pilates, científico en parte, en parte genio mecánico y en parte anatomista, combinó su método con una variedad de equipos a los que se refirió como “aparatos”. Yoga en Occidente también ha adoptado recientemente la práctica de usar equipos como correas, bloques y refuerzos. Si bien es posible que Pilates pueda inspirar yoga de alguna manera, el yoga ciertamente inspiró a Pilates. El mismo Pilates estudió yoga, y su escritura indica que su intención era unificar la mente, el cuerpo y el espíritu, y como resultado, muchos de los beneficios de las dos tecnologías son similares.

Tanto Pilates como el yoga ofrecen alivio del estrés, flexibilidad, fuerza, control y resistencia. La mayor diferencia entre los dos es el énfasis en el componente espiritual en las clases. Fuera de las clases de yoga, la mayoría de las clases de Pilates no ofrecen una experiencia espiritual obvia, sin embargo, Pilates puede ser un gran punto de partida o un complemento para una práctica de yoga. El ritmo más lento de una clase de Pilates puede ser meditativo y aliviar el estrés.

Pilates: las clases de Pilates se enfocan en la fuerza, la tonificación muscular, el control del cuerpo y la flexibilidad, con el énfasis principal en la fuerza central.

Yoga: Por otro lado, el yoga se centra en la flexibilidad y en los amplios grupos musculares. Ofrece equilibrio, resistencia, fuerza, espiritualidad y algunos movimientos realmente físicos.

El Tándem perfecto

La pregunta sigue siendo: ¿deberías practicar yoga o pilates? ¿Por qué elegir una práctica cuando puede tener el beneficio de ambos? Disfruto de la flexibilidad, la libertad y el desafío del yoga, así como la atención a los detalles y el trabajo que proporciona Pilates. Y aún hay más. Existe un factor muy a tener en cuenta: la solución a tus problemas de espalda.

¿ Imaginas un método capaz de combinar Yoga, Pilates, Tono y Estiramientos ?

Nuestras actividades diarias se gravan en el sistema músculo-esquelético en forma de retracciones y desequilibrios, pero también en el sistema nervioso en forma de hábitos motrices inadecuados e incluso peligrosos.

 La gran aportación del MÉTODO SPRT es el abordaje del movimiento y la postura atendiendo a toda su complejidad, trabajando de forma activa no sólo los elementos del sistema osteo-muscular (músculos y articulaciones), sino también los procesos neurológicos responsables de la motricidad.

En Postural nos dedicamos a la Educación Postural desde hace más de 15 años. Durante este tiempo hemos desarrollado nuestro propio método avalado por el prestigioso Instituto Clavel de la Columna.

2018-12-13T10:20:21+00:00